ruta en moto por Vang Vieng

Vang Vieng es un pueblo único que no encaja dentro de Laos, las actividades que se hacen en este pueblo son un tanto absurdas: 
No entiendo porque en todas las guesthouse del pueblo hay televisores poniendo la serie "Friends" a todas horas... y lo peor de todo es que ¡siempre hay adolescentes occidentales hipnotizados mirando la tele!

Este pueblo se hizo famoso hace unos años entre los adolescentes y jóvenes mochileros con ganas de fiesta gracias al ”Tubing” una fiesta de alcohol barato en la que los adolescentes se metían dentro de un flotador gigante (la cámara de aire de la rueda de un tractor) y se dejaban llevar río abajo todo borrachos. 
Desde la orilla, los trabajadores de los bares pescaban a los fiesteros con cañas para que parasen en sus bares a consumir.
Mientras bajaban "flotando" (nunca mejor dicho) por el río, llegó a haber más de 100 garitos que tenían trampolines y tirolinas hacia el agua. Estos bares regalaban chupitos de whisky, o hacían copas a 2x1 y los chavales se ponían azules.
La cosa se fue de las manos y varios garitos empezaron a servir tortillas de opio y de setas alucinógenas, que mezclados con el alcohol eran un cóctel mortal, así que los chavales se estampaban contra las rocas o se ahogaban. 

Esto tenía un efecto reclamo entre los extranjeros (sobre todo los australianos que les encantan las fiestas mortales)
En el año 2012 y después de más de una veintena de muertos, el gobierno de Laos decidió tomar cartas en el asunto y cerró la mayoría de garitos, dejando abiertos un bar aguas arriba y otro bar al final del río y poco más.

Con este curriculum la verdad que nos daba mala gana venir a visitar este pueblo
Nosotros no estamos interesados en este tipo de fiesta cuando viajamos (si quiero fiesta para eso me quedo en España) 
Pero lo cierto que una parada en Vang Vieng es la parada lógica si vienes desde Luang Prabang como nosotros, ya que tras 5 horas por una carretera llena de curvas te apetece un paréntesis y descansar.
Cual a sido nuestra sorpresa que aunque ya sabíamos que el pueblo era muy feo, ¡los alrededores del pueblo son preciosos!
  El pueblo esa rodeado por verdes montañas y unos sorprendentes pináculos de roca caliza…Wow esto hay que conocerlo, como mínimo pasar un par de noches aquí.
La mejor manera de conocer los alrededores es alquilar una moto, ya que los tours que te venden en las agencias son carísimos y se puede hacer todo por tu cuenta.

Como todas las cosas en el Laos turístico, hay que pagar por todo:
Aparte de alquilar la moto, pagamos un peaje de 1€ por cruzar un puente de madera, 1€ por entrar a una cueva, 30 céntimos por aparcar en el Blue Lagoon, y hasta pagamos 1€ por subir a un montecito! Ya se que es poco dinero pero joder la vedad que cansa que te cobren por todo...están muy pervertidos estos Laotianos con el turismo.

Ruta en moto por Vang Vieng (ruta clásica para un día):

Contratamos una moto en el lugar mas barato del pueblo: 40000 kips (unos 4€) por una scooter de marchas. 
Yo nunca había manejado una moto de marchas pero se coge el truco muy rápido.
Para la fianza, al igual que en muchos lugares del Sudeste, el tío me dijo que tenía que dejar mi pasaporte por si me daba a la fuga con la moto… 
le dije que ni hablar, ya que no me inspiraba nada de confianza este tío. Le propuse dejar otro documento de identificación como depósito, me dijo que si y le deje el carnet de la biblioteca jajaja.

Empezamos la ruta conduciendo desde el pueblo hacia las montañas, es decir hacia el río.
Para cruzarlo hay un puente de madera con un peaje de 1€ ida y vuelta, (te puedes ahorrar este peaje si vas a otro puente de bambú un poco más al norte en el mismo pueblo)
Como disfruto con mi moto conduciendo entre las montañas y los campos de arroz, 

Que paisaje tan bonito!!
 En 7 km por la carretera principal y siguiendo las indicaciones, llegamos a la famosa Blue Lagoon 1 (la 1 es la original, porque después han inventado la 2, y la 3 para ver si también triunfa copiando el nombre)

No es más que un río convertido en acuapark.
Pagamos 1€ por la entrada y 0.30 por aparcar en el parquin privado (se puede aparcar fuera del recinto gratis) 

Desde las agencias te venden la Blue Lagoon como que es algo maravilloso, con aguas trasparentes, azules y turquesas, Bahh es lo que viene a ser un lago habilitado para el baño con toboganes (otro euro), tirolinas de árbol a árbol (este precio no lo pregunté) Había hasta salvavidas para alquilar, son unas máquinas estos Laotianos para exprimir al turista.

Lo interesante del Blue Lagoon es que puedes subir por un camino hacia una cueva interesante: la Phoukam cave.
Lo mejor de la cueva son sus dimensiones ya que es enorme. Hay un buda reclinado en la cámara principal. 
Nosotros llevábamos linterna frontal para explorar la cueva pero si no la tienes los Laotianos te la alquilan por otro euro.

Cuidado con alguna de las simas que hay...si te caes en alguno de estos agujeros ya no la cuentas:
Después de explorar la cueva durante casi una hora, vimos que las únicas formaciones interesantes están en lo más profundo.
Merece la pena la verdad, da un toque de aventura al viaje.
Al bajar de la cueva nos refrescamos en la Blue Lagoon ya que veníamos achicharrados por el calor tropical. 
Cogimos la moto y volvimos por el mismo camino de regreso al pueblo, pero antes de cruzar el río por el puente de madera queríamos subir un monte para ver las vistas desde arriba.
El acceso al monte esta indicado con una señal, se llama Pha Ngeun Cliff.

Nos pareció un ultraje tener que pagar 1€ por subir a una colina, no por el dinero sino por el hecho en si de pagar incluso por subir a un monte. Pero bueno, ya que estamos aquí y por tan poco dinero accedimos.

Subimos por un frondoso bosque alucinando con los bichos que habitan el lugar...Aquí es todo gigante!

en 20 minutos de subida continuada llegamos hasta un refugio con buenas vistas
5 minutos mas y llegamos a la cima.
Las vistas desde aquí arriba son preciosas: arrozales, pináculos de roca, montañas…
Después de bajar del monte teníamos toda la tarde por delante, así que volvemos al pueblo y esta vez salimos hacia el norte para ver la cueva del elefante y alguna otra cueva donde te puedes bañar dentro.

En esta zona hay más de una docena de cueva interesantes por lo que para los espeleologos Van Vieng tiene bastante interés.
os dejo un mapa de cuevas que rodean al pueblo:
Al final, después de conducir unos cuantos Km hacia las cuevas del norte... decidimos pasamos de ver mas cuevas y paramos a mitad de camino en un chiringuito junto al río para pasar alli la tarde echando un trago y bañandonos.

y tirándonos con la tirolina al agua…
Me a gustado Vang Vieng, tiene mucho potencial en cuanto a turismo deportivo, y afortunadamente en cuanto a fiesta ya no es lo que era, el TUBING está acabado y los pubs del pueblo estaban muertos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las mejores rutas de Huesca-Faja de las Flores

Escalada deportiva en Montserrat: Collbato sector ELS GRAUS

Ascensiones fáciles en el Pirineo, Pico Mondoto